LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Aclaramos a los seguidores del Deportivo Petapa, que somos completamente ajenos a las sindicaciones y postura por parte de las autoridades municipales respecto al cese de cuentas en facebook, twitter y paginas web. A través de un mensaje privado de Facebook se nos hizo una convocatoria a la municipalidad de San Miguel Petapa, para tratar puntos de interés, a lo que los administradores de:

https://www.facebook.com/sanmiguelpetapa
https://twitter.com/#!/sanmiguelpetapa
https://www.facebook.com/pages/CLUB-DEPORTIVO-PETAPA/423902810219

Se presentaron a la reunión convocada, siendo enterantes de la información “Que debían entregar los permisos de los perfiles ya que no tenían derecho de colocar el nombre de San Miguel Petapa, que la Municipalidad es la única que tiene derechos sobre el nombre”, según puntualizo un administrador.

Ante las publicaciones realizadas por personal de la Municipalidad de San Miguel Petapa, que el administrador de

https://www.facebook.com/DeportivoPetapa
https://twitter.com/#!/DeportivoPetapa

se quedó en el anonimato es completamente falso, pues inmediatamente se respondió al mensaje enviado, e inclusivo horas después se volvió a enviar otro, adjuntando nombre del Administrador, Numero de Teléfono y URL de la Pagina Web. Por lo que la objeción realizada por dicho perfil se encuentra fuera de lugar.

Habiendo aun mas perfiles, que iremos publicando en su momento, se informa y solicita:

Claro esta que el personal de la municipalidad tiene un alto grado de interés por irrumpir las labores de estos perfiles por aspectos políticos, tal y como lo puntualiza en la publicación realizada el día 25/01/2012 a las 23:19 Horas; Donde menciona “Esta pagina es oficial del club, tenemos unos pequeños percances con ” otros sitios, clubes, y perfiles que en realidad están siendo utilizados por personas que obviamente apoyaban al ex autoritario del municipio.” (Copiado textualmente de la publicación), donde dejan claro su postura respecto a este inconveniente es por tinte político

Para los perfiles antes mencionados, se informa que seguirán con sus actividades normales, basándose en las leyes vigentes del país, específicamente en los artículos 5 y 35 de la Constitución Política de la República de Guatemala, seguirá desarrollando su función de informador de interés para el Pueblo Petapeño. Estos perfiles son apolíticos.

No buscamos inconvenientes únicamente exponemos nuestro punto de vista, como la ley lo expone; solicitando que no realicen gestiones o persecuciones en nuestra contra, ya que lo que pedimos es el derecho a la Libre Expresión y la Libre Expresión de Pensamiento. Todos tenemos derecho a la Libre Expresión según la Constitución Política de la República de Guatemala:

Artículo 5º.- Libertad de acción.

Toda persona tiene derecho a hacer lo que la ley no prohíbe; no está obligada a acatar órdenes que no estén basadas en ley y emitidas conforme a ella. Tampoco podrá ser perseguida ni molestada por sus opiniones o por actos que no impliquen infracción a la misma.

“…El artículo 5 de la Constitución Política de la República se refiere a órdenes que no estén basadas en ley y no a resoluciones judiciales que, no solo tienen que estar legalmente fundamentadas, sino razonadas conforme al criterio de quien resuelve, pudiendo todo aquél que se estime afectado y que no se encuentre de acuerdo con lo resuelto, hacer uso de los medios de impugnación que la ley establece para el efecto…” Gaceta No. 4, expediente No. 24-87, página No. 37, sentencia: 15-06-87.

Artículo 35º.- Libertad de emisión del pensamiento.

Es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna. Quien en uso de esta libertad faltare al respeto a la vida privada o a la moral, será responsable conforme a la ley. Quienes se creyeren ofendidos tienen derecho a la publicación de sus defensas, aclaraciones y rectificaciones.

No constituyen delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos. Los funcionarios y empleados públicos podrán exigir que un tribunal de honor, integrado en la forma que determine la ley, declare que la publicación que los afecta se basa en hechos inexactos o que los cargos que se les hacen son infundados. El fallo que reivindique al ofendido, deberá publicarse en el mismo medio de comunicación social donde apareció la imputación.

La actividad de los medios de comunicación social es de interés público y éstos en ningún caso podrán ser expropiados. Por faltas o delitos en la emisión del pensamiento no podrán ser clausurados, embargados, intervenidos, confiscados o decomisados, ni interrumpidos en su funcionamiento las empresas, los talleres, equipo, maquinaria y enseres de los medios de comunicación social.

Es libre el acceso a las fuentes de información y ninguna autoridad podrá limitar ese derecho. La autorización, limitación o cancelación de las concesiones otorgadas por el Estado a las personas, no pueden utilizarse como elementos de presión o coacción para limitar el ejercicio de la libre emisión del pensamiento.

Un jurado conocerá privativamente de los delitos o faltas a que se refiere este artículo. Todo lo relativo a este derecho constitucional se regula en la Ley Constitucional de Emisión del Pensamiento.

Los propietarios de los medios de comunicación social, deberán proporcionar cobertura socio-económica a sus reporteros, a través de la contratación de seguros de vida.

“…esta Corte advierte que la libertad de emisión del pensamiento que proclama la Constitución en su artículo 35 es válida, según el propio texto, ejercerla por cualquier medio de difusión y sin censura ni licencia previa. Esta disposición debe preservarse a ultranza en cuanto garantiza la difusión de las ideas y no puede ser objeto de ninguna matización que implique limitarla, por cuanto cualquier habitante tiene derecho a exteriorizar su pensamiento de la misma manera que otro tiene el de recibirlo libremente. Por ello, debe entenderse que la difusión de ideas que la Constitución garantiza plenamente es la que entra a la percepción del público de manera voluntaria, puesto que no podría permitirse la intromisión forzada de mensajes con fines crematísticos que no pueda la sociedad misma regular por razones de orden público o bien común. La difusión de ideas por distintos medios es normalmente auto regulada por el propio público, que tiene la libertad de leer, oír o ver los medios de comunicación o abstenerse de ello, por lo que, frente a la libertad de uno de sugerir sus conceptos y opiniones, se encuentra la del público de recibirlos, compartirlos o rechazarlos. Excepcionalmente, cuando se trata de ideas que no implican comercio o aprovechamiento prosaico, como sería con los mensajes políticos, religiosos, éticos, cívicos, altruistas, u otros de valor semejante, puede utilizarse medios directos de publicidad que no quedan sujetos a ningún control ideológico, y, como tal, sin necesidad de obtener licencia previa para exponerlos, porque en este caso tales mensajes siempre estarán sujetos al contralor de la alternativa que otros sectores pudieran ofrecer al público para que éste pueda seleccionar con toda libertad su opción moral. No ocurre lo mismo cuando se trata de la regulación de medios que divulguen productos o servicios de naturaleza onerosa y que significan un procedimiento para obtener ingresos, cuando se hacen por sistemas en los que el público no tiene libertad para omitir su lectura o dejar de oírlos, como ocurre, como caso típicos, con los anuncios o rótulos en calles y carreteras o por medio de altoparlantes. En estos supuestos puede ocurrir que tales medios, impulsados por el lucro, afecten el sentido moral y estético de la sociedad, por lo que su razonable regulación no implica, como en el caso analizado, contravención a la libertad proclamada en el citado artículo 35 constitucional…” Gaceta No. 47, expediente No. 1270-96, página No. 23, sentencia: 17-02-98.

San Miguel Petapa, Guatemala
Enero 2012

DERECHOS RESERVADOS | SITIO DE AFICIONADOS DEPORTIVO PETAPA